Diferencias entre Divorcio Contencioso y de Mutuo Acuerdo

Diferencias entre Divorcio Contencioso y de Mutuo Acuerdo

El divorcio es una situación siempre compleja en la que una pareja pone punto y final a una sociedad tras contraer matrimonio. Este es el motivo por el que un juez ha de emitir una sentencia y certificarlo. Pero el proceso y sus consecuencias pueden ser distintas en función del tipo de divorcio. Hoy, queremos compartir contigo las diferencias entre un divorcio contencioso y uno de mutuo acuerdo.

¿En qué consisten los dos tipos de divorcio?

La legislación prevé que un divorcio pueda realizarse:

• De mutuo acuerdo

Ambas partes estarán asesoradas por un abogado y, dentro del marco legal, alcanzarán un acuerdo sobre el convenio regulador que regirá el divorcio. En él se pactará una custodia compartida o quién se la queda, el régimen de visitas, una pensión compensatoria (si ha lugar) o la cuantía de las pensiones alimenticias, entre otros aspectos.

Una vez rubricado el acuerdo, se le entregará al juez responsable de tramitar el divorcio. Este decidirá sobre su legalidad y lo aprobará mediante sentencia o modificará aquellas cláusulas que estime que no se ajustan a la legalidad.

• Contencioso

En esta situación, los cónyuges no consiguen llegar a un acuerdo acerca del convenio regulador. En muchas ocasiones, se produce porque uno de ellos está decidido a divorciarse y la ley exige que interponga una demanda de divorcio por vía contenciosa.

Este proceso es largo, precisa tanto de abogado como de procurador y puede demorarse durante varios años. De hecho, es posible que los hijos tengan que declarar durante el proceso. Al final, será el juez quien dictará, según su criterio, una sentencia en la que establecerán los detalles finales.

En ambos casos, será necesario que hayan transcurrido como mínimo 3 meses de la unión en matrimonio.

Diferencias entre divorcio Contencioso y de Mutuo Acuerdo

Aunque hemos explicado algunas de las diferencias principales, vamos a explicarte algunas otras:

  • Plazo: en el primer caso, suele resolverse en un plazo máximo de 1 mes, en el contencioso, como mínimo tardará unos 6 meses en resolverse.
  • Informe psicosocial: en los divorcios contenciosos hay que realizar informes para los cónyuges y para los menores. En el caso de mutuo acuerdo, el fiscal revisa lo propuesto por las partes, pero no es necesario un informe.
  • Juicio: solo hay juicio en los divorcios contenciosos.
  • Procurador y abogado: en el mutuo acuerdo bastará con un abogado y procurador para ambos cónyuges y en los divorcios contenciosos cada parte llevará su procurador y abogado.
  • Liquidación o repartición de bienes: en los divorcios de mutuo acuerdo se acuerda en un solo documento tanto el divorcio como el reparto de bienes, pero en los contenciosos se celebra un juicio, con lo que será más caro.
En definitiva, las diferencias entre divorcio contencioso y de mutuo acuerdo son notables tanto en el plano económico como emocional para las partes. Si necesitas un abogado de familia especializado, contacta con nosotros, te ayudaremos y asesoraremos.

Author: Advocatum Abokatuak

943 970 218